Cardenal Julio: Servidor de todos