SANTA MISION: PARROQUIA ASCENSIÓN DEL SEÑOR – GUARAYOS

“CON LA MISION EN ASCENSION CRECE LA FAMILIA EN PAZ Y AMOR”

 dsc06858

A invitación del Reverendo padre Adalberto Mazur, OFM, párroco de la parroquia “Ascensión del Señor”, en el pueblo de Guarayos; el Equipo Misionero Redentorista de la Provincia de Bolivia, accedió con agrado llevar adelante la misión popular en esta población. Como ya sabemos, nuestras misiones populares, son un identificador de nuestra Congregación, por eso debemos llevar adelante esta actividad con mucho entusiasmo y convicción, pero sobre todo con mucha alegría de compartir el Evangelio en diferentes lugares y con diferentes personas.

Desde el mes de marzo del  2017, comenzamos con los niveles o cursos  de preparación;  son cursos que se llevan a cabo con la finalidad de atraer a los laicos, que no tiene ningún compromiso activo en la pastoral de la parroquia, a quienes les damos el denominativo de “Misioneros Laicos”.  Por  iniciativa del P. Daniel Pacheco, quien tuvo el privilegio de participar en un intercambio de misioneros en Colombia, él nos propone algunas innovaciones para realizar las misiones populares; algunas de las  innovaciones que pusimos en práctica en esta misión fue la modalidad de llevar adelante los cursos preparatorios durante la pre- misión.

El primer y tercer  nivel de preparación se llevaron  a cabo desde los barrios, esto quiere decir,  que los misioneros (sacerdotes) P. Daniel, P. Marco, P. Lin y P. Juan Carlos, fuimos a Guarayos y salimos a los barrios, donde conocimos la realidad de cada uno de ellos, y así invitábamos para la celebración de la Santa misa con la finalidad de atraer a los laicos y comprometerlos para esta tarea misionera, de esta forma logramos captar y comprometer a diferentes personas para que sean Misioneros Laicos. En este primer nivel la respuesta en algunos barrios fue muy favorable, otros barrios no respondieron como esperábamos, tal vez  porque en estos barrios los presidentes de barrio eran evangélicos o estaban muy comprometidos con la política, lo cual hizo que no se preocuparan  de la religión y de no  enviar a algunas personas para que representen como misioneros de su barrio. A pesar de estos inconvenientes, los cursos preparatorios donde se  formo y capacito a los misioneros laicos, han sido muy buenos, logramos tener alrededor de 60 a 70 misioneros laicos que se mantuvieron firmes y perseverantes hasta el tiempo fuerte.

El segundo nivel lo realizamos con la modalidad de invitar a los misioneros laicos de los diferentes barrios al centro parroquial, donde se les impartía los temas correspondientes a este segundo nivel;  (sacramentos), la participación de la gente también fue muy favorable.

El tercer nivel preparatorio, lo hicimos similar al primer nivel, salir a los barrios y fortalecer a los misioneros laicos y hacer que la gente tenga conocimiento que se va a realizar  la santa misión católica en todo el pueblo de Guarayos; también lograr ya  establecer las zonas de misión,  tomando en cuenta el factor poblacional. Se logró constituir 11 zonas de misión, algunas zonas estaban conformadas por dos, tres, hasta de cuatro barrios, la participación de los misioneros laicos en este tercer nivel fue muy positivo, a todo esto, los grupo y movimientos de la parroquia también se incluyeron para esta tarea misionera.

Tiempo fuerte de la Santa Misión

Del 3 al 17 de septiembre se llevó adelante el tiempo fuerte de la santa Misión, en todo el pueblo de Guarayos con el lema “CON LA MISIÓN EN ASCENSIÓN CRECE LA FAMILIA EN PAZ Y AMOR”

dsc06865

La colaboración de los cohermanos de la Provincia para esta misión fue muy favorable, porque logramos abarcar las 11 zonas de misión, tanto con sacerdotes como también con las religiosas y algunos seminaristas. El desarrollo de la Santa Misión,  ha sido una gran oportunidad para llevar a la práctica la exhortación del Papa Francisco en el documento “Evangelii Gaudium” ya que ese anuncio del evangelio lo hemos hecho con mucha alegría, yendo al encuentro de quienes no se acercan a  la parroquia, de quienes no conocen o no saben mucho de Jesucristo ni de su palabra y su doctrina, por eso hemos podido experimentar por medio de la respuesta y recepción de la gente a esta misión  con mucha alegría y sencillez, tomando en cuenta que la gran mayoría de esta población es una de las  tantas etnias presente en nuestro país , la etnia “GUARAYU”, esta etnia tiene su propio idioma;  la iglesia católica se preocupa para que se conserve este idioma, por eso en la catequesis a los sacramentos (Eucaristía, confirmación, etc.) se exige que los niños y jóvenes que se preparan a recibir estos sacramentos, aprendan las principales oraciones del cristiano en el idioma propio. Algo que también se debe destacar es que la gente oriunda de Guarayos tanto en sus conversaciones o diálogos lo hacen en su idioma, pero la gente que es del lugar también entiende y habla el castellano, por eso la tarea de la evangelización por medio de la Santa Misión no ha sido difícil, todo esto gracias a las misiones franciscanas que están establecidos en esa región ya hace muchos años.

Es por vez primera que se lleva a cabo en esta población una misión popular al estilo redentorista, por eso la expectativa del párroco, de los agentes de pastoral de esa parroquia, y también de la gente y hasta de los mismos misioneros redentoristas, frente a esta expectativa surge siempre la pregunta ¿Cómo será la respuesta de la gente? ¿Será que todos ya están enterados de la santa misión?

dsc06792

Al concluir el tiempo fuerte de la Santa Misión en Guarayos,  yo creo que se logró dar respuesta favorable  a esas interrogantes que surgían antes llevar adelante esta actividad misionera, esto lo vimos  por  la respuesta de la gente en las diferentes zonas de misión, tanto en las celebraciones,  como también en la visita a las casas de parte de los misioneros;  muchos de nosotros los misioneros hemos sido evangelizados también por la  gente que con tanta alegría y sencillez abrían las puertas de sus casa para escuchar la palabra de Dios;  el gusto por compartir los alimentos y lo que podían ofrecer con alegría a los misioneros, la preocupación de que los misioneros tengan un buen hospedaje en sus casas.

Cada tiempo de misión que realizamos como redentoristas, creo que es un tiempo de gracia y tenemos que ver con ojos de fe,  ya que es una oportunidad para experimentar la presencia de Dios y su gracia porque nos encontramos con gente que atraviesan tantas dificultades tanto a nivel personal, a nivel familiar, económica, matrimonial, de salud o a nivel social, falta de una vivienda digna, pero a pesar de todo esto se acercan y confían en Dios, y esto se ha notado cuando la gente participaba y venia a las celebraciones misioneras.

dsc06765

A tiempo ya de concluir el presente artículo; a nombre el equipo misionero “San Clemente”  hacer llegar un gran agradecimiento a los cohermanos que colaboraron en esta misión, donde pudieron hacer visible el carisma Alfonsiano, un agradecimiento a las religiosas de diferentes congregaciones que también colaboraron en esta tarea misionera a todos los fieles laicos del pueblo de Guarayos, un agradecimiento especial a quienes nos brindaron  el alojamiento en su casa, con quienes hemos podido compartir los alimentos y a todos los misioneros laicos que asumieron con gusto y alegría este gran reto de comprometerse con Cristo misionero y ser misioneros en nuestra  Iglesia.

Muchas gracias a todos y que Dios les colme de muchas bendiciones.

                                                                       P. Marco Antonio Dávila Ponce, CSsR